Así se maquinó el primer viral de la historia: Un mal día

Un hombre fue captado quebrando su computadora luego de que esta no funcionara. (Foto: El País)

Un hombre fue captado quebrando su computadora luego de que esta no funcionara. (Foto: El País)

¿Quién no recuerda el video? Un oficinista tan frustrado ante lo que parece un problema técnico de su computadora que, al final, termina con él a golpes completamente fuera de sí.

Bad day (un mal día) es una de las secuencias más compartidas de la red y de hecho, se conoce al vìdeo como "el primer viral de la historia". Pero, ¿cómo surgió? Resulta tentador pensar que la secuencia es real y que se trata de un empleado completamente enojado que termina a golpes con una computadora inoperativa; de hecho, prácticamente todos hemos conocido de primera mano esa frustración… Pero no, el video es deliberado y se grabó con un motivo.

  • TE PUEDE INTERESAR

Wired recoge una secuencia que se resiste a desaparecer y pese a haber sido grabada y distribuida en 1997, todavía sigue circulando por los celulares y las bandejas de entrada como paradigma de lo que todos, en algún momento, hubiéramos deseado hacer. En ella puede verse a un fornido oficinista en su cubículo escribiendo de manera muy dura sobre el teclado y de pronto, le da un sonoro manotazo al monitor; del cubículo vecino se asoma una cabeza intrigada por los golpes. 

Recuerda aquí el video

Todo surgió en Loronix, una empresa de componentes electrónicos ubicada en el estado de Colorado; contra todo lo que se pueda pensar, se trata de un lugar idílico para trabajar y en el que sus empleados echaban partidas a videojuegos al finalizar la jornada. Esta pequeña firma acababa de crear una videocámara (recordemos que estamos en 1997) y deseaban promocionar el producto desde la perspectiva de crear la necesidad: ¿Por qué una empresa desearía instalar un sistema de videovigilancia? Como quiera que los presupuestos eran limitados, decidieron crear ellos mismos un video casero con una escena en la cual tuviera un papel determinante la cámara de vigilancia.

La idea inicial, con todo, no fue la del oficinista enojado, sino la de un robo en un cajero automático que sería registrado por la cámara de Loronix. Sin embargo, el guión fue rápidamente descartado por Licciardi que se decantó por la escena del oficinista malhumorado que tan bien conocemos hoy.

  • NO DEJES DE LEER

17 de enero de 2018, 18:01

cerrar