Dedícale cinco minutos al día a tu dinero

La disciplina no te cuesta dinero: conviértela en un hábito. (Foto: Tomada de Pinterest)

La disciplina no te cuesta dinero: conviértela en un hábito. (Foto: Tomada de Pinterest)

Una de las razones que las personas aducen para no llevar un presupuesto es la falta de tiempo.

Mi reto es que cinco minutos diarios haciendo un cierre de caja (cuánto gastaste en el día para restarlo de tu presupuesto mensual), son suficientes para darle un giro de 180 grados a tu vida. 

La disciplina es gratis en dinero pero se paga con voluntad. 

Aquí te dejo cinco alarmas que indican que debes dedicarle esos cinco minutos diarios a tu dinero.

1. No llenas el tanque de tu carro

Si paras a echar “pushitos” de gasolina varias veces en la semana significa que no te has dado la tarea de poner en un pedazo de papel cuánto en verdad gastas en gasolina. Igual la vas a usar.

El hacerlo te va a permitir ser consciente de tus vueltas y dejar de perder tiempo en la gasolinera cada dos o tres días. Solo allí tienes cinco minutos en tu día. 

2. Vas al súper más de una vez a la semana

Esto no es un crimen. Sin embargo, la mayoría de las veces es porque no hiciste una lista completa de abarrotes necesarios. Cada minuto usado en planeación ahorra 10 minutos en ejecución. 

Si gastas diez minutos más en hacer una lista detallada del super, te ahorrarás el tiempo que te cuesta ir y venir a comprar pendientes y evitarás tentaciones. Un solo viaje al super también mantiene más combustible en tu carro. Allí otros cinco minutos. 

3. Te da pena preguntar ¿cuánto cuesta?

Ordenar sin saber el precio se ha vuelto cuestión de estatus, pero una pregunta que te toma segundos puede ahorrarte miles de quetzales al año. 

Gastar 50 quetzales menos en algo te libera más de cinco minutos en trabajar para ganarlos. Allí cinco minutos más.

4. Comes más de lo que ahorras

¿Vas a almorzar a restaurantes y esas cuentas suman más de 500 quetzales al mes pero tu libreta de ahorros no recibe más de 100 hace mucho? 

Bájale a la comida afuera, cocina más en casa e incrementa tu libreta de ahorro. Te ahorras más de cinco minutos al no tener que salir a comer.

5. Tienes una "app" de presupuesto y no la usas

Esta es clásica. El 90% de las personas que con orgullo me enseñan la última "app" de presupuesto en su teléfono, se desilusionan al confesar que no recuerdan cuándo la usaron por última vez.

Si no tienes el hábito de documentar tus gastos y controlar tus emociones, un "app" no sirve para nada.

Si al menos una de estas señales aplica en tu vida, usa cinco minutos diarios para llevar tu presupuesto a cabalidad. 

Más de Daniel Herbruger:

10 de octubre de 2017, 05:10

cerrar