Así se tragan las espadas los ilusionistas, esto no es un truco

Aunque parece una ilusión óptica, este truco es real en la mayoría de las veces. (Imagen: captura de pantalla)

Aunque parece una ilusión óptica, este truco es real en la mayoría de las veces. (Imagen: captura de pantalla)

El truco de ilusionismo en donde un mago parece tragarse una espada no es una ilusión. Aunque te cueste creerlo, se trata de una asombrosa habilidad usada para que los osados magos eviten sufrir daños con la afilada herramienta.

Aunque también están los que utilizan espadas que se encogen, en la mayoría de ocasiones no hay truco y lo que se ve es real. La palabra mágica para realizar el asombroso acto se denomina: peristalsis, que son contracciones musculares que llevan los alimentos al tracto digestivo.

  • POR SI NO LO VISTE:

Para tragar la comida se necesita de una serie de contracciones musculares. Para tragar una espada se requiere todo lo contrario. Una relajación del tracto gastrointestinal superior.

 

El truco suele tener los mismos pasos. El ilusionista inclina la cabeza hacia atrás y extiende su cuello para alinear su boca con su esófago y enderezar la faringe. Luego, relajando la garganta es capaz de alinear la espada con su tracto gastrointestinal y mover la hoja por la boca, la faringe y el esfínter esofágico superior hacia el esófago.

A medida que la espada se abre camino a través del tracto superior, el ilusionista endereza las curvas del esófago y a veces, esta pasa por la unión gastroesofágica y al estómago.

Docenas de músculos se contraen para permitir el paso de la espada en el organismo del ilusionista. (Imagen: Gizmodo)
Docenas de músculos se contraen para permitir el paso de la espada en el organismo del ilusionista. (Imagen: Gizmodo)

Según los ilusionistas, para llevar a cabo la acción necesitan entrenamiento físico y psicológico, tomando en cuenta que el acto de tragar la espada es un proceso complejo que implica el uso de hasta 50 pares de músculos en la garganta.

  • MIRA TAMBIÉN:

Muchos ilusionistas aprenden este arte introduciendo objetos cada vez más largos y durante más tiempo en sus bocas, por lo que pueden tardar años en prepararse y comenzar a practicar con espadas. Asimismo, la mayoría lubrica el arma con saliva o aceites para ayudar a su deslizamiento, considerando que toda ayuda es poca para un arte que puede resultar fatal con un pequeño error.

  • ADEMÁS:

*Con información de Gizmodo

10 de octubre de 2017, 18:10

cerrar